La importancia de la innovación para el ejército de Israel: “Te da una ventaja exponencial”

El teniente coronel Mark Mendelman es uno de los hombres que continúan la larga tradición del ejército israelí de apostar por la innovación para garantizar la ventaja militar de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Una tradición iniciada con una frase pronunciada en 1953 por el entonces primer ministro y ministro de Defensa de Israel, David Ben Gurion, y que se se convirtió en un principio guía de la estrategia de seguridad nacional israelí a los largo de las décadas: ““Ya que faltamos en cantidad, debemos elevar la calidad”.

Mendalman es jefe de la rama de investigación y desarrollo de la unidad tecnológica de élite C4I de las FDI, denominada “Sigma”. La principal actividad de esta unidad es proporcionar a los comandantes en el campo la tecnología que necesitan para gestionar una situación de combate de la mejor manera posible. También es responsable de toda la defensa cibernética en las FDI.

“Nos encargamos de llevar los sistemas, las herramientas basadas en datos y todo tipo de nuevos desarrollos de la era digital al campo de batalla o al área operativa”, explica Mendelman en una entrevista con Infobae. “Estamos tratando de construir un sistema que utilice toda la innovación y toda la revolución de datos en nuestra ventaja de desarrollo”.

El teniente coronel Mark Mendelman dirige la rama de investigación y desarrollo (I+D) de mando, control, comunicaciones, ordenadores e inteligencia (C4I) de las FDI, denominada “Sigma”.El teniente coronel Mark Mendelman dirige la rama de investigación y desarrollo (I+D) de mando, control, comunicaciones, ordenadores e inteligencia (C4I) de las FDI, denominada “Sigma”.
La rama de investigación y desarrollo de su unidad apunta a dos direcciones principales, cuenta el oficial israelí a través de Zoom.

Por un lado, “estamos construyendo una amplia plataforma de datos para poder recopilar y procesar todos los diferentes tipos de datos sensoriales que tenemos, desde los sensores de vídeo hasta otros radares. Actualmente cada llamada de vídeo, cada dispositivo, cada soldado es un conjunto de nuevos sensores. Así que lo primero que hay que hacer es recopilarlos todos, hacerlo de forma fiable y segura y luego organizar los datos”.

El objetivo, agrega, es poder hacer investigaciones de ciencia de datos, para ayudar a los comandantes a evaluar si están consiguiendo sus objetivos con éxito a lo largo de un determinado lapso de tiempo.

“Por ejemplo, pueden evaluar la actividad a lo largo de un mes y ver si la forma de desplegar las fuerzas es efectiva, consiguiendo un menor nivel de amenaza, o si tal vez pueden utilizarse de forma más eficaz para lograr los objetivos”.

Una soldado israelí observa mientras el sistema Cúpla de Hierro intercepta cohetes lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel, desde una patrullera naval en el Mar Mediterráneo frente a la costa sur de Israel, Mayo 19, 2021 REUTERS/Amir CohenUna soldado israelí observa mientras el sistema Cúpla de Hierro intercepta cohetes lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel, desde una patrullera naval en el Mar Mediterráneo frente a la costa sur de Israel, Mayo 19, 2021 REUTERS/Amir Cohen
Por otro lado, los desarrollos de “Sigma” apuntan a “reaccionar a las amenazas inmediatas a la seguridad de las personas y de las fuerzas”. Esto se logra a través de un nuevo sistema llamado Identify & Alert (I&A), que rastrea el paradero de las tropas y los lugares donde pueden ser objeto de fuego enemigo en tiempo real.

“Estamos construyendo un sistema para la comprensión del campo de batalla, por lo que cada fuerza puede obtener y alertar automáticamente sobre cualquier cosa que suceda a su alrededor, por ejemplo si ingresaron a un área en la que hay una amenaza”, dice Mendelman. “Si alguien intenta atacar con algún tipo de arma de precisión o lanzacohetes quieres alertar a tus fuerzas inmediatamente para que puedan evacuar y responder”.

La tecnología, no obstante, no va a reemplazar al ser humano.

“Eso no va a sustituir a los comandantes. La toma de decisiones, la responsabilidad es suya”, aclara el oficial. “Pero hay que aportarles la mayor cantidad de datos basados en la comprensión del entorno”. Aún así, “los comandantes están entendiendo cómo la tecnología y los datos pueden ayudar y que un comandante efectivo necesita entender y usar los datos y los sensores que le rodean o no será capaz hacer bien su trabajo. Trabajamos con ellos proporcionándoles los medios y las herramientas para lograr esos objetivos”.

Cooperación con academia y empresas

Los proyectos tecnológicos de investigación y desarrollo israelíes desembocaron en algunos de los sistemas de defensa más efectivos y modernos del mundo. Algo que fue -y sigue siendo- posible gracias a la cooperación del ejército con el mundo académico, los centros investigación, la empresas high-tech. También, gracias a un personal altamente calificado.

“Nosotros formamos parte de un ecosistema”, dice Mendelman al respecto. “Queremos subirnos a la ola del desarrollo tecnológico. No estamos tratando de inventar todo desde cero”.

También destaca como una de las claves del éxito israelí el alto grado de formación de los oficiales involucrados.

“Todos estudiamos carreras, doctorados, maestrías… nuestros oficiales compiten en los desafíos [el campo de Data Science y Machine Learning] de Google Kaggle, en desafíos de Inteligencia Artificial, y los ganan. Representantes del mundo de las startups también son partes de la conversación. Siempre intentamos aprender y entender lo que está pasando”.

30/01/2020 Soldados de Israel durante una protesta cerca de la ciudad palestina de Ramala, en Cisjordania POLITICA INTERNACIONAL Ilia Yefimovich/dpa
“Es un proceso mutuo, por lo que estamos aprendiendo de la academia y la academia está aprendiendo de lo que estamos haciendo”, dice Mendelman. “Para estar en la vanguardia de la ciencia de datos hay que tratar de utilizar las mejores redes de las academias y las empresas como Google y probarlas para tus necesidades”.

Sin embargo, “no hacemos las cosas sólo para tener una tecnología realmente emocionante”, explica. Antes de comenzar a desarrollar una nueva herramienta, “entendemos lo que realmente se necesita y cómo podemos ayudar”.

“A a veces acudimos a la academia o a otros centros de investigación y tratamos de traer las cosas que necesitamos. Tenemos un alto grado de libertad para traer cosas del exterior al interior y un alto grado de libertad para probar y fallar. Así que esto es lo que estamos haciendo. Intentamos trabajar sobre el terreno lo más posible y medir si estamos en la dirección correcta lo más rápido posible. Por eso hacemos mucho trabajo de producto”.

Mejor, más rápido, más innovador

Frente a un cuadro geopolítico cada vez más complejo, con cada vez más países compitiendo en el desarrollo de nuevas armas y tecnologías, Mendelman cree que es fundamental “centrarse en uno mismo y no en el enemigo”.

“Tienes que intentar ser tan bueno como puedas, tan rápido como puedas, tan innovador como puedas. Y tienes que asumir que el otro bando lo está intentando y que va a tener éxito y va a progresar, que no puedes estar siempre pendiente de lo que van a hacer. Es necesario invertir en ti mismo y mejorar”, asegura. “La verdadera innovación en el campo de batalla no llega cuando estás respondiendo a tu enemigo. Llega de las sorpresas, cuando logras alguna tecnología innovadora de la que ni siquiera se ha hablado”.

“Entendemos que es una carrera mental en la que hay que ganar y ser mejor para defender al país y a la patria”, agrega. “No podemos, y creo que no queremos, competir en mano de obra que puede sostener rifle e ir a la batalla. No creo que ese sea nuestro camino”.

Para este joven oficial la importancia de la innovación para las fuerzas armadas israelíes tiene que ver en primer lugar con “una alta consideración de la vida”.

“No hay que resolver los problemas con fuerza bruta. En segundo lugar, Israel no es un país tan grande, así que tenemos que tener nuestras ventajas. Y la innovación es una de esas cosas que te da una ventaja exponencial. La innovación te da esos saltos cuánticos para una ventaja real de calidad”, dice.

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *