Asesor del presidente ucraniano: «Nuestra mayor derrota fue la caída de Mariúpol»

Olexei Arestovich: La «operación especial» rusa ha sido un rotundo fracaso. Ni los métodos ni los medios planeados como parte de la táctica de guerra funcionaron. De ahí que cambiaran a la usual táctica militar de concentrar las fuerzas y los medios en una estrecha franja de la frontera. Es el intento de aplastar al Ejército ucraniano con una artillería y unas fuerzas aéreas superiores. Pero, a pesar de algunos éxitos tácticos, incluso eso lo están haciendo mal. No obstante, la guerra es mucho más que el campo de batalla. Es una compleja operación, y Rusia goza de ciertas ventajas.

Una muestra de ello son los debates en Occidente sobre qué significaría una victoria ucraniana. Hace un mes, todavía había voces en Occidente que aseguraban que Ucrania tenía que ganar la guerra y Rusia sufrir una derrota militar. Es más, Rusia debería llegar a una situación en que nunca más pudiera amenazar militarmente a sus vecinos.

Existe un segundo escenario, según el que Rusia no debería ganar. Y es que muchos políticos occidentales no se pueden imaginar un mundo en el que Rusia pierda, pero sí un mundo en el que Rusia no gane. Esto demuestra que una parte de la élite occidental no está preparada ni dispuesta a vivir en un mundo en el que Rusia pierde. Esto significaría enormes cambios históricos. Quieren regresar a la «vieja normalidad».

El presidente ucraniano visita el frente en el este del país.El presidente ucraniano visita el frente en el este del país.

¿Acaso este último escenario significaría «congelar» el conflicto en las regiones en las que actualmente tienen lugar los combates?

En los territorios que actualmente controlan. En ese caso, habría un statu quo seguido de negociaciones. Pero todo esto ya lo conozco de las negociaciones con el grupo de contacto trilateral sobre el Donbás. Eso no nos lo podemos permitir. Durante ocho años se intentó todo y al final fueron tomados nuestros territorios.

¿Cuáles han sido hasta la fecha las mayores victorias y derrotas para Ucrania en esta guerra?

En lo que respecta a las victorias: los rusos comenzaron su ofensiva en nueve frentes. Hoy día, solo quedan cinco, esto significa que en cuatro frentes hemos logrado contraatacar exitosamente.

Además, hemos logrado destruir o poner fuera de combate a un tercio de las tropas. La fuerza de combate del Ejército ruso está muy limitada. La mejor prueba de ello es la movilización solapada. Se están usando viejos tanques del tipo T-62 y se intenta reclutar a voluntarios, que son enviados a la guerra después de tan solo una semana de entrenamiento. Esto demuestra el grave problema de falta de personal. Además, los ucranianos hundimos el crucero Moskwa, el barco insignia de la Armada rusa en el Mar Negro. Esa es nuestra mayor victoria.

La mayor derrota fue la caída de Mariúpol y, antes de ello, el rápido avance del Ejército ruso desde Crimea en el sur y las conquistas de Jersón, Melitópol y Berdiansk.

Países occidentales han anunciado el envío de sistemas de lanzamisiles múltiple HIMARS y M270 a Ucrania. ¿Esto cambiará el panorama?

Depende de la cantidad de armas y munición. Si por lo menos llegaran a ser dos divisiones, entonces, la capacidad de las tropas rusas de llevar a cabo ofensivas a nivel operativo podría verse seriamente afectada. En caso de que recibamos menos, las reglas del juego también cambiarían a nuestro favor, pero los rusos podrían seguir con su ofensiva, aunque sería para ellos más dolorosa y con mayores pérdidas, lo cual también está bien porque el tiempo juega a nuestro favor. La tercera posibilidad es que recibamos tantas armas y municiones que no solo podríamos parar a los rusos, sino emprender una contraofensiva.

El director del Departamento de Inteligencia del Ministerio ucraniano de Defensa, Kyrylo Budanow, dijo recientemente que en agosto habrá un punto de inflexión en esta guerra. La fase activa, en cambio, durará hasta finales de año. ¿Comparte este punto de vista?

Esto es posible si los envíos de armas y equipamientos militares occidentales se producen a tiempo y de acuerdo a nuestras expectativas. Con punto de inflexión probablemente se refiere a lo mismo que yo: que nuestras fuerzas y medios podrían alcanzar para emprender una ofensiva. La liberación de nuestros territorios, en cambio, todavía podría tardar algunos meses.

¿La liberación militar de Crimea está a debate?

El presidente Volodimir Zelenskidijo al respecto que esa sería una operación muy difícil, que también en caso de éxito significaría enormes pérdidas. Dijo, además, que los rusos deben retroceder hasta la línea del 23 de febrero y que el destino de Crimea y de otros territorios, ocupados desde hace ocho años por los rusos, debe ser decidido a nivel político-diplomático.

En caso de que logremos hacer retroceder a los rusos hasta la línea del 23 de febrero, dictaremos las condiciones en las negociaciones subsiguientes.

Olexei Arestovich es asesor de Andrij Jermak, director de la oficina del presidente ucraniano, donde es responsable de la estrategia de comunicación en el área de seguridad nacional y defensa. Fue el portavoz de la delegación ucraniana en el grupo de contacto trilateral de Minsk.

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *